Publicador de contenidos

Son relativamente frecuentes los supuestos en que, como consecuencia de la extraordinaria alteración de las circunstancias atinentes al contrato, no previstas ni previsibles por las partes en el momento de su celebración, se producen efectos que atentan contra la equivalencia de las prestaciones establecidas originariamente en el momento de celebración del contrato.

La Teoría del caos vuelve a confirmar que el aleteo de una mariposa en un lugar del mundo provoca una catástrofe en otra parte. En este caso una pandemia de carácter universal

Para el conjunto del año 2019 se han registrado 27.065 certificaciones de vivienda por ejecución hipotecaria. En el mismo año se registraron 5.863 daciones en pago, con una reducción del 11,4% sobre 2018.

El número de deudores concursados en 2019 fue de 6.599, un 3,1% superior al de 2018. De ellos, 6.200 fueron voluntarios (3,3% más que en 2018) y 399 necesarios (1,3% más). Por clase de procedimiento, los ordinarios cayeron un 12,3%, mientras que los abreviados aumentaron un 4,9%.

El precio de la vivienda subió un 7,2% en 2019 según la Estadística Registral Inmobiliaria. En ese año se inscribieron en los registros de la propiedad 503.875 compraventas de vivienda, el 2,5% menos que el año anterior.

Con respecto a los mínimos del actual ciclo inmobiliario, registrados a finales de 2014, se acumula un crecimiento del 37,2%, todavía un 11,9% inferior a los máximos del tercer trimestre de 2007.

El  Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana  ha presentado en una reciente jornada el Real Decreto 732/2019, de 20 de diciembre, por el que se modifica el Código Técnico de la Edificación, cuyo objetivo principal es la adaptación a las nuevas exigencias que mejorarán las prestaciones de los edificios tanto en relación con la eficiencia energética de éstos como en relación a la salud, el confort y la seguridad de los usuarios.